Polen de abeja directo del apicultor

Todo el polen de abeja que recolectamos procede de la zona de los Montes de Toledo.

El proceso es artesanal, y consiste en instalar un «cazapolen» en la entrada de la colmena. De esta forma, las abejas depositan en él los granos de polen que transportan.

Tras ello, se recoge y se filtra. Como resultado de este proceso, tenemos el polen de abeja envasado en botes de cristal.

Características del polen

Además de la miel, también recolectamos polen de abeja. También se denomina pan de abeja, y destaca por sus propiedades nutritivas, energéticas y metabólicas.

El polen de abeja es un buen digestivo, por lo que es un estupendo complemento alimenticio para prevenir enfermedades y proteger nuestra salud.

El polen de abeja puede comerse directamente masticando, pero también se puede disolver en agua o en un vaso de leche con miel.

Composición del polen

El polen de abeja contiene un gran número de vitaminas, entre las que se encuentran las vitaminas de los grupos A, D, E, B1, C y K, entre otras.

Además, destaca por su contenido en enzimas y sales minerales, lo que proporcionan al polen de abeja una función tonificante, estimulante psicológico y desintoxicante del organismo.

Su composición depende del tipo de polen, pero en general contiene los siguientes valores:

Proteína15-20 %
Almidón1-7 %
Azúcar0-15 %
Lípidos3-10 %
Composición del polen de abeja